(507) 203.3743 / 203.2325
Ciudad de Panamá

¿Los niños también pueden ser adictos?

Actualmente, se considera a la salud como un proceso donde intervienen aspectos biológicos, psicológicos y sociales, donde estar sano y la enfermedad son también componentes de este proceso. Consideramos que la salud es un fenómeno individual y social.

Un estudio realizado entre 2015 y 2016 mostró que más de 90% de los jóvenes menores de 24 años tienen teléfonos móviles y conexión a internet. Además, la mitad de ellos accede a fotografías y vídeos de contenido sexual y la quinta parte ha difundido, en alguna ocasión, imágenes de otras personas sin su consentimiento.

Y sí se puede hablar de “adicción” en pediatría. Los menores adictos a la tecnología se reconocen cuando fracasan al intentar reducir el tiempo de uso, lo que traducen en alteraciones en el ánimo. La tristeza o los nervios suelen ser las consecuencias frecuentes, lo que deriva en cuadros de cansancio, problemas oculares y problemas para dormir, entre otros.

Estos jóvenes tienen una pérdida de control, ya que siempre dedican más tiempo del que deberían o que habían previsto para conectarse.  Para que una conducta se considere adictiva se tienen que cumplir una serie de criterios: el primero es “el fenómeno de la tolerancia”, que implica que se necesita usar la variable adictiva cada vez con más frecuencia para satisfacerse, y el segundo es el síndrome de abstinencia, que causa una alteración en la conducta al dejar el hábito.

Podríamos pensar que, a edad temprana, antes de la adolescencia, los padres podemos ser inductores de conductas adictivas, utilizamos una tableta o el teléfono para calmar al niño que aprende a utilizarlo y crea una dependencia, a cambio de no molestar a los padres.

La corrección de estas adicciones debe contar con apoyo irrestricto de padres y docentes, brindando soportes con información precisa y premiación a cada logro alcanzado. Las adicciones químicas, establecidas en forma plena, requieren de un equipo multidisciplinario para lograr recuperar al paciente.

René Velasco
Psiquiatría

Publicado en: Psiquiatría
Artículos Relacionados

Pin It on Pinterest