(507) 203.3743 / 203.2325
Ciudad de Panamá

Rinitis del embarazo

La rinitis es una inflamación de la mucosa nasal con dos tipos típicos de presentación y clasificación: Rinitis Alérgica y Rinitis No Alérgica. Los síntomas característicos de la rinitis alérgica son rinorrea hialina (secreción transparente nasal), estornudos frecuentes y picazón en la nariz. La rinitis no alérgica principalmente se manifiesta con obstrucción y congestión nasal.

Durante el embarazo se puede presentar una variante de la rinitis no alérgica conocida como Rinitis del Embarazo, la misma se manifiesta con obstrucción nasal pero a su vez se acompaña de síntomas de la rinitis alérgica (picazón nasal, estornudos), sin que estos síntomas se presenten por la exposición previa a un alérgeno.

La rinitis del embarazo frecuentemente aparece durante el primer trimestre del embarazo, pero  se puede presentar en cualquier etapa del mismo y permanecer inclusive durante todo el embarazo para resolverse unas semanas después del parto.  Esta condición se presenta en un 20 a 30% de los embarazos y en una misma paciente puede estar presente en un embarazo y no manifestarse en el siguiente o viceversa.

El embarazo como condición fisiológica favorece la acumulación de líquidos, fenómeno que puede también producirse a nivel de la mucosa nasal principalmente en los cornetes inferiores, lo que condiciona la obstrucción nasal por su aumento de tamaño. Esta obstrucción a su vez podría condicionar la obstrucción del drenaje de los senos paranasales y hacer a la paciente más propensa a cuadros de sinusitis aguda (dolor facial intenso).

Una paciente con rinitis alérgica previa al embarazo, tendrá mayor sintomatología si desarrolla además rinitis del embarazo, ya que la obstrucción nasal será mayor.

El tratamiento de la rinitis del embarazo estará orientado a tratar los síntomas; y por tratarse de una paciente embarazada estará limitado, en especial durante el primer trimestre.

Para los síntomas obstructivos el tratamiento estaría dirigido a remover las secreciones de la nariz mediante el uso de solución salina,  y a disminuir el tamaño e inflamación de los cornetes mediante el uso de corticoides intranasales. Si la hipertrofia de cornetes es importante la paciente puede requerir utilizar los corticoides intranasales por periodos largos e inclusive durante todo el embarazo.

Si la obstrucción nasal es  muy marcada se podrían utilizar descongestionantes intranasales en spray durante periodos cortos, no se deben utilizar descongestionantes orales durante el embarazo.

Algunos antihistamínicos están permitidos para uso (con precaución) durante el embarazo, estos se utilizarían principalmente para los síntomas de prurito nasal y estornudos frecuentes, no se deben utilizar a largo plazo en el embarazo.

En el caso que la rinitis alérgica condicione episodios de sinusitis aguda se requerirá manejo con antibióticos. Si se presentan múltiples episodios de sinusitis aguda y la paciente desarrolla sinusitis crónica, la misma debe ser resuelta después del embarazo.

La rinitis del embarazo idealmente debe ser manejada por el especialista, a fin de que sea instaurado el tratamiento adecuado y que no se presenten riesgos, en cuanto a los medicamentos utilizados, para él bebe.

Dr. German Conte

Otorrinolaringología

Publicado en: Dr. German Conte, Otorrinolaringología
Artículos Relacionados
Epistaxis ( 30 May,2017 )

Pin It on Pinterest